Los artes y métodos de pesca para la lubina son variados. Se puede pescar desde la orilla (surfcasting),
 en puertos y radas y desde embarcación.
 Desde embarcación puede ser la pesca tanto en fondeo como curricán.
 Se ha demostrado que la lubina admite métodos de pesca como los peces de agua dulce, lanzado y mosca.
 Para el curricán admite tanto los señuelos artificiales de peces, como cucharillas ondulantes o plumas.

 El curricán con pluma se debe realizar lo más cerca posible de costa y a muy poca profundidad.
 En los puertos he visto conseguir bastantes y
 buenos ejemplares mediante el lazado de una sardinita pequeña, a la cual se le quita la cabeza y
 se pasa (mediante aguja) y se hace una falsa lazada en la cola (para sujeción en el lanzado).

 Desde playa los días buenos son con rompientes en orilla, y un señuelo inmejorable son las pequeñas anguilas,
 éstas se ensartan por encima del lomo en la aleta dorsal para que no sufra daño.
 Señuelos de peces y cucharillas dan también buen resultado.
 El lanzado se realizará justo por detrás de la rompiente.