La pesca a mosca seca con cola de rata

La pesca con cola de rata es una técnica que gana adeptos día a día, y no solo para la trucha.
Probablemente, es el sistema que más sensaciones despierta en el pescador que la practica. A la emoción de ver como la trucha toma nuestro señuelo en la superficie, se suma el contacto directo con el pez en nuestra mano a través de la línea.

La esencia de la pesca a mosca seca es la presentación del señuelo. Esto requiere una gran destreza en el lanzado, un especial sigilo y un buen conocimiento de la trucha, su comportamiento, el entorno en el que vive y su hábitos alimentarios. Esto nos permitirá elegir en las diferentes masas de agua y épocas del año, la mosca más adecuada y el lugar donde posarla. 

La caña es distinta a las utilizadas habitualmente para otros tipos de pesca. Sus diferencias principales estriban en la empuñadura y la posición del carrete. La longitud varía entre los 6 y los 9 pies, o lo que es lo mismo, entre 1,80 mts. y 2,75 mts.

La elección se debe hacer dependiendo del lugar donde se vaya a pescar, utilizando las más cortas, 6 a 7 pies, en riachuelos, regatos y gargantas con vegetación y espacios estrechos que no permitan el uso de cañas más largas, las de 7,5 a 8,5 pies, se utilizarán en ríos con los suficientes espacios abiertos para realizar lances largos y las de 9 pies que son las más eficaces para embalses y lagos.

El grafito, la fibra de vidrio y el bambú, son los materiales de fabricación. Recomendamos el grafito, ya que la fibra de vidrio no es un material que nos permita un buen control de la línea y el bambú está reservado para los expertos y es caro.

El carrete, especialmente diseñado para la pesca a mosca, es de rodillo central. Su importancia es relativa, ya que su función se limita a guardar la línea. Aunque la mayoría incorporan mecanismo de freno y algunos llevan maneta para la recogida automática de línea, ya sea mecánica o eléctrica, esto es útil únicamente cuando se trata de la pesca de especies de gran tamaño, pues, por lo general, basta con la recogida de la línea a mano para cobrar las truchas clavadas. Antes de enrollar la línea en el carrete, deberemos rellenarlo con 25 mts. de backing aproximadamente.

La línea, llamada cola de rata por la forma, en diámetro descendente desde la zona central hasta la punta, es de un peso relativamente elevado, para facilitar el lanzamiento a distancia de las moscas. Sus valores y pesos oscilan según el lugar de pesca y la experiencia del pescador, y la longitud, entre 25 y 37 mts. dependiendo del fabricante.

La numeración va del 1 al 15, de menor a mayor peso, regulada internacionalmente por la clasificación AFTMA.(Asociación de Fabricantes de Equipos de Pesca de América)

Recomendamos para los principiantes una línea de 6, es lo suficientemente pesada para controlar el lanzado y la posada de la mosca no es excesivamente brusca, aunque, a medida que se vaya dominando la técnica, deberemos reducir el número. Las colas de rata del número 4 y 5 son las más usuales cuando ya se tiene experiencia (he visto maestros manejar una línea del 2 y lograr lanzamientos de más de 15 mts. para después posar la mosca en el lugar deseado).

Existen, además, líneas con diferentes tipos de ahusado:
“Doble huso”(Double Taper – DT -), es la más utilizada y la que más facilmente encontraremos en los establecimientos de pesca. Tiene una sección central homogenea y se va afinando hacia los dos extremos, con la ventaja de que puede usarse cualquiera en caso de rotura de uno de ellos. Lanzamientos de 10-15 mts.
“Doble huso descentrado”(Weight Forward – WF -), igual que la anterior pero con la particularidad de que la masa principal se concentra en los 10,7 mts. iniciales. El resto de la línea es más fina y homogenea para facilitar su deslizamiento por las anillas. Lanzamientos de 15-20 mts.
“Cabeza lanzadora”(Shooting Taper – ST -), con una sola sección que se va afinando, siendo ésta la que se ataría al backing y la zona más gruesa es la que actua de peso para lanzamientos superiores a 20-25 mts. Son utilizadas en embalses y en mar abierto.
También deberemos elegir si la queremos flotante o sumergible, que a su vez varía en función de la velocidad de hundimiento.

Debemos comprar la cola de rata adecuada a la caña correspondiente. En todas las cañas indica la tolerancia de líneas, que viene grabada en las mismas. Ejem.: AFTMA 4/5 ó #4/5
El backing es la línea de relleno, que nos facilita la salida del carrete de la cola de rata y sirve como adicional en caso de tener que soltar línea a un pez de gran tamaño. Suele ser de dacrón, aunque sirve también un monofilamente de 50-60 centésimas de diámetro.

Lo más complicado de la pesca con cola de rata es el lanzado.
Lo mejor es practicar mucho, a ser posible en aguas quietas. Para comenzar, extenderemos 4 o 5 mts. de línea en el agua, por delante de nosotros. Con la caña en un ángulo de 90º con nuestro cuerpo y sujetando la cola de rata con una mano, la levantaremos rápidamente, pero sin brusquedades, hasta tenerla en un ángulo aproximado de 15-20º a nuestra espalda. Se hará una pequeña pausa para permitir que la línea se extienda totalmente por detras de nosotros y entonces realizaremos el movimiento contrario, hacia adelante para dejar la caña en la posición inicial de 90º.
Esta práctica debemos realizarla hasta que dominemos la cola de rata y controlemos una posada natural de la mosca. A medida que vayamos mejorando en el lanzamiento, la práctica ha de realizarse cada vez con más línea fuera del carrete.

En cuanto a la recogida de línea, debemos hacerla de forma suave, sin movimientos bruscos. Recordemos que se trata de engañar a un pez muy astuto haciéndole creer que nuestro señuelo es un insecto natural.
Damos por supuesto que estos son unos conceptos muy básicos y que tendremos que buscar la técnica que más se adapte a cada uno de nosotros, todas tienen las mismas bases pero ningún pescador lanza igual que otro. En los dibujos aquí expuestos indicamos una técnica para conseguir grandes y precisos lances.

Existen dos tipos de bajo de línea: El terminal en disminución sin nudos y el terminal en disminución con nudos, con longitudes variables entre 2 mts. y 4,50 mts. Visitad nuestra sección de “Bajos para mosca” donde podreis consultar información más detallada sobre el uso y construcción de los mismos.

Las moscas a utilizar dependerán de la época del año y del sitio donde pesquemos. Dada la enorme variedad de moscas que existen, os aconsejamos que visiteis nuestra sección “Moscas” y encontrareis una amplia gama de insectos, donde y cuando funcionan.

 

Un saludo.www.sepesca.com