La Selva Amazónica es conocida como el pulmón del mundo. Esta fama no es gratuita: en un área de 2 Km2 viven 300 tipos de especies vegetales diferentes además de gran variedad de animales, entre ellos insectos, aves y primates. La Amazonía abarca una gran extensión del territorio brasileño y parte de los países limítrofes del Norte y Noroeste de Brasil y el Ecuador la divide.

Amazonas es una gigantesca porción de selva tropical húmeda (5.5 millones de km2) ganándose así el título de “la mayor del planeta”. En todos los ríos de la región del Amazonas, usted encontrará cerca de 2000 especies de peces, esto es diez veces la cantidad encontrada en ríos europeos y casi la misma cantidad que en el Océano Pacífico. La pesca se puede practicar tanto en el Río Negro y el Amazonas como en algunas lagunas tierra adentro.

La época del año más conveniente para realizar pesca es durante la estación seca que va desde Agosto a Diciembre. El termómetro oscila entre 25 y 35 grados durante todo el año. Un lugar ideal para practicar este deporte son las playas de arena blanca en la rivera del Río Negro. Y aprovechando que ya se está dentro de este gigante disfrutar de la puesta del sol en el Amazonas escuchando la sinfonía de pájaros es una experiencia que no os deberíais perder.

Entre la increíble variedad de peces que se pueden encontrar en las aguas delAmazonas se destacan los Tucunaré, el “Pavón”, el nigrolineatus Cichla o Royal Pavón, el orinocensis se encuentra en abundancia. Y está también el temensis Cichla. También se puede pescar el diente de sable “Payara”, un luchador fuerte se encuentran en grandes grupos. Encontrareís a las famosísimas “pirañas“, “Morocoto” y los diferentes tipos de pez gato o bagres. Todos los peces capturados se devuelven a su medio salvo raras excepciones que autoriza el guía.

Para adentrarse a pescar en el Amazonas se recomienda contratar guía. Hay posibilidades de hacer noche acampando. Durante la pesca el “baquiano” se encarga de proveer la comida. Dependiendo del guía también se puede realizar pesca por la noche, en la inmensidad oscura pero no mucho más allá de las 21 horas y sin alejarse mucho del campamento para evitar contratiempos.

Os daré algunos consejos para no estar desprevenido durante tu paseo de pesca por el Amazonas: ten la cámara de fotos a mano por si los delfines deciden dejarse ver danzando por los ríos. A no ser que navegues por el Río Negro cuyas aguas son muy ácidas lo cual evita la proliferación de mosquitos, más vale llevar siempre repelentes para insectos. Lleva siempre ropa para baño para estar listo ante cualquier ocasión.

Un saludo. www.sepesca.com