-Surubi:

Cuerpo: con bandas transversales oscuras y con manchas redondeadas. Con 13 a 14 bandas transversales oscuras que llegan al vientre. Vientre blanco con escasas manchas oscuras. Aletas pardo claro con manchas redondas. Pes escaso en comparación con la otra clase de surubí. El cuerpo es largo y delgado.
Cabeza: grande y deprimida y de ancho uniforme.
Aletas: dorsal, más cerca de la punta de la adiposa que del extremo del hocico. Adiposa, más corta que la anal. Ventrales, sobrepasan el ano por la mitad de su longitud.
Macho: longitud hasta 105 cm. Peso, 40 kg.
Hembra: longitud hasta 109 cm. Peso, 36 kg.
Alimento: bogas y sábalos principalmente.
Hábitat: cauces grandes y de profundidad máxima.
Reproducción: no se reproduce en el Paraná Medio.

Distribución: río Paraná Medio, Uruguay, además Venezuela, Colombia, Guayanas, Brasil, Perú, Paraguay y Uruguay. En la zona del delta inferior y el Río de la Plata los ejemplares de surubí rayado o atigrado son menos comunes. En cambio en el Paraná Medio y Alto Paraná se los pesca en forma proporcionalmente semejante a su primo hermano el pintado. En la mayoria de los casos, sin embargo, el tamaño y el peso del atigrado es menor. Por lo contrario su capacidad de lucha está considerada algo mayor que la del pintado. Cuando las aguas son claras ataca decididamente los señuelos de gran profundidad y si el enganche se produce en la zona exterior de la boca, sin interesar órganos vitales, ofrece una enconada resistencia.

——————————————————————————–

Boga

Color: fondo gris verdoso, con tres manchas oscuras redondeadas en la mitad del flanco. Estas manchas que son las únicas visibles en ejemplares grandes y que aún suelen borrarse por completo, se superponen en individuos pequeños y jóvenes a una serie de ocho rayas verticales gruesas que en el dorso bajan hasta la línea lateral o más allá, las cuales se juntan sobre el dorso. Estas barras tienen el borde inferior redondeado y en general semejan una “V” de ramas gruesas con espacios entre ambas o totalmente llenas.
Cuerpo: moderadamente alargado y grueso. Perfil dorsal poco curvado, con una cavidad sobre la cabeza y una giba postcefálica que se manifiesta en individuos muy adultos.
Cabeza: alargada de hocico muy romo, boca pequeña con 6 dientes arriba y abajo, ojos provistos de evidentes párpados adiposos.

Aletas: todas las aletas menos la adiposa, menores que la cabeza. Caudal profundamente ahorquillada.
Macho: longitud hasta 45 cm.
Peso: normal 3 kg., con ejemplares de más de 6.
Alimento: alimentación omnivora, especialmente granos y semillas.
Hábitat: aguas correntosas y clamas, también entre piedras, aguas profundas.

Reproducción: en primavera.
Distribución: río Paraná Medio e Inferior; cuenca del Pilcomayo en Formosa; cuenca del Bermejo en Salta; cuenca del Salí en Tucumán; cuenca del río Juramento o Salado en Salta; río Dulce en Santiago del Estero; río Uruguay Medio e Inferior; Río de la Plata. Además, Amazonas; río San Francisco, río de las Velhas, río Parahiba, río Moggi-Guassu, cuencas del Pilcomayo en Bolivia.
Arte de pesca: salvo excepciones en zonas de aguas muy claras y escado alimento natural, en las cuales puede tomar cucharas ondulantes (caso típico río Hondo en Santiago del Estero), la boga es un pez típico del grupo “carnadas naturales”. Sus preferencias varían según el factor alimentario predominante en la zona. La líne para boga es esencialmente de fondo. Es común observar una muy típica, usada en el norte actualmente con bastante asiduidad. Consiste en una plomada chata, agujereada a lo largo, por donde se pasa el hilo madre. A éste se lo remata con un anzuelo corto, de no más de 1,5 cm. de abertura y sobre la misma madre se ata otra brazolada con otro anzuelo igual, que actuará unos 20 cm. antes que el anzuelo puntero. La plomada se revolea al centro de la corriente y se deja derivar

——————————————————————————–

Pacú

Joven: tiene motas en los flancos y un margen oscuro en la aleta dorsal espinosa, anal y caudal.
Adulto: dorado lustroso, más o menos claro u oscuro con pequeñas manchas negras en los flancos.
Cuerpo: de contorno orbicular poco comprimido. Perfil ventral: regularmente curvo hasta la anal, luego recto y ascendente hasta el pedúnculo.
Cabeza: gruesa, su ancho alrededor de 1,5 de su longitud total.

Aletas: dorsal, nace a nivel del extremo de las ventrales. Adiposa, pequeña, está separada por ella de una distancia igual que la base de aquella. Anal, con vaina escamosa, color anaranjado vivo o rojizo con borde negro. Pectorales y ventrales cortas. Ventrales, anaranjado rojizo. Pectorales, naranja rojuzo, pero con el radio anterior negruzco. Caudal, color anaranjado vivo o rojizo, marginada con lóbulos redondeados.
Dimensiones: 60 cm. es la longitud promedio; 82 la máxima.
Peso: de 10 a 18 kg.
Alimento: frutas, crustáceos, vegetales, caracoles y peces menores.
Hábitat: habita cerca de los bancos de arena, se lo pesca en Paso de la Patria, isla del Cerrito, Yacyretá, etc.

Reproducción: pez de verano y migrador, desaparece en el mes de mayo de los lugares habituales del Paraná Medio y Uruguay Medio. Se lo pesca todo el año preferentemente de día, es un pez que se alimenta preferentemente de frutas ácidas, no desprecia el pan, vísceras y sábalo.

Distribución: se lo encuentra en el río Paraná Medio e Inferior, río Uruguay Medio e Inferior, Río de la Plata, río Uruguay y Paraguay Superior y Medio.
Arte de pesca: se señalan como buenos pesqueros los sitios aislados donde prosperan frutales que son un manjar para el pacú. También pueden presentarse en el anzuelo diversas frutas, pero lo más recomendable es el pan de centeno. Se emplea aguas arriba de Paso de la Patria un sistema altamente deportivo consistente en un equipo de lanzamiento liviano (spinning) y una línea compuesta de un anzuelo corto y fuerte y una munición de plomo de 5 gr. con nylon muy delgado (20 a 25). Se pesca desde una embarcación que debe derivar entre 5 u 10 m. en forma paralela a la orilla. El otro sistema de pesca de esta especie es el que se realiza con línea de flote o de fondo y carnada de acuerdo con las indicaciones de los lugareños.

——————————————————————————–

Pejerrey

Cuerpo: fusiforme, ligeramente comprimido. La línea lateral de poros es breve, irregular e interrumpida.
Cabeza: cilíndrica, con una conformación fuertemente ósea en la parte superior. Ni bien es retirado del agua muestra una mancha verde tornasolada en el centro del cráneo. La boca es fuertemente protráctil, pudiendo extenderla en forma de embudo, muy útil para ingerir los alimentos.
Aletas: el dorso tiene 2 aletas: la primera, pequeña con radios flexibles y la segunda más larga con un radioflexible y los restantes blandos y ramosos. Las aletas ventrales en posición abdominal y el opérculo liso, es decir, sin sierras o espinas.
Color: en sus flancos tiene su tan conocida estola plateada; el lomo varía del gris muy oscuro hasta el claro que presenta en muchos ejemplares tintes verdosos.
Dimensiones: 350 mm., pudiendo alcanzar hasta más de 500 mm.
Peso: desde 100 gr. hasta los 3 kg. El récord es 5,200 kg.
Alimento: plancton y necton.
Hábitat: indistintamente en masas de aguas libres o cerradas.
Reproducción: deposita sus huevos en los lugares de las lagunas donde existen plantas o tallos sumergidos, donde el huevo mediante sus filamentos capsulares puede adherirse. Adquiere su madurez sexual aproximadamente al año y el número de óvulos aumenta con la edad, de 2000 y 3000 a 45000 y 50000 al cuarto año. La puesta tiene lugar en dos períodos, el primero corresponde a la primavera y el segundo al otoño. Se registran puestas en otros meses pero de menor volumen, variando con las condiciones del medio y las del clima.

Distribución: lagunas, Río de la Plata, Paraná Inferior y Uruguay Inferior. De acuerdo con Ringuelet, el pejerrey de la laguna de Chascomús pasa por tres etapas en su alimentación: 1º) hasta los 3 meses de edad se alimenta de crustáceos entomóstracos y de diatomeas; 2º) desde los 6 meses hasta los 4 años, crustáceos entomóstracos y diversos tipos de algas, fragmentos de vegetales superiores y moluscos, y 3º) a partir del cuarto año en adelante son caníbales estrictos. De 20 ejemplares examinados del embalse de Anzulón (La Rioja), 14 tenían en el tubo digestivo restos de pejerreyes en indivudos desde 24 a 42 cm. de largo, es decir, menores y mayores de 4 años.

Arte de Pesca: casi exclusivamente con carnada natural. Se emplea, según la zona, la línea de flote de 3 a 5 boyas con otras tantas brazoladas y anzuelos en proporción con el tamaño de las presas; línea “paternoster” (una boya alargada y rístra de hasta 5 anzuelos, boya corrediza) y línea de fondo (plomada de hasta 40 gr. e igual cantidad de anzuelos que en el paternoster). La carnada fundamental es la mojarrita o morenita viva, filete de mojarra grande o dentudo, filete de pejerrey juvenil en tiritas delgadas, filete de tararira en igual forma, lombrices en manojos, larvas de mosca, isoca, etc.). Esta lista puede variarse según las caracteristicas de casa zona. Hace poco tiempo se inición su pesca con cucharitas y con equipo de mosca con resultados muy irregulares y sólo en zonas de gran transparencia de las aguas.

——————————————————————————–

Armado

Cuerpo:Tiene la cabeza de contorno redondeado, es moteado, boca terminal ancha, provista de una banda de dientes, barbillas maxilares simples, sin flecos; alcanzando hasta por lo menos la mitad de la espina pectoral.

Dimensiones: hasta 70 cm. de longitud.

Alimento: frutas silvestres, crustáceos, moluscos y diversos animales y vegetales.
Reproducción: se reproduce en verano.

Distribución: río Paraná, Uruguay, Paraguay, hasta el estuario del Plata y Amazonas.
Pesca: en el río Paraná Inferior, Uruguay, Paraguay, Medio e Inferior y Río de la Plata, de octubre a marzo.
Arte de pesca: las características de su pesca son similares a las del armado chancho. Este pez es prácticamente el único representante de la especie en el Paraná Inferior y Río de la Plata, donde se lo pesca en zonas como el Delta, casi exclusivamente durante las horas de creciente y con carnada de pan negro alemán. La calidad de sus carnes, muy poco conocida, iguala a la de los mejores bocados de origen íctico.

——————————————————————————–

Sábalo

Cuerpo: comprimido y alto.
Color: gris verdoso más oscuro en el dorso, clarándose hacia el vientre. Aletas gris amarillentas, sin manchas en el adulto. El margen de las escamas es más oscuro que el resto, sobre todo los individuos jóvenes, que muestran una serie de bandas verticales en el flanco y motas oscuras en la aleta dorsal.
Cabeza: gruesa de perfil algo cóncavo en el occipucio. Boca circular, se proyecta un poco hacia adelante y tiene labios provistos de numerosos dientes diminutos en dos series, de los cuales los de la hilera interna se curvan en el centro en forma de ángulo.
Aletas: las aletas anal, ventrales, caudal y adiposas son escamadas en la base. Caudal ahorquillada con el lóbulo superior ligeramente más largo.
Longitud: hasta 52 cm.
Peso: hasta 5 kg.
Alimento: iliófago, come fango orgánico.
Hábitat: aguas profundas.
Reproducción: difiere en el Paraná Medio e Inferior se cruzan o se mezclan (fines de invierno y comienzo de la primavera) cardúmenes que se desplazan en diferentes direcciones: unos bajan ya desovados hacia el estuario en una migración trófica o alimentaria, otros se dirigen aguas arriba en una migración reproductiva. Se ha deducido que existen dos períodos de reproducción más o menos superpuestos: uno primaveral de octubre a diciembre y el otro a fines del verano y otoño mayo-junio, desplazamientos ligados esencialmente a la actividad reproductiva pero combinados a sus estímulos térmicos que obran paralelamente y estímulos tróficos de alimentación.

Clases de Sábalos: existen de dos formas: una alargada o longilínea y otra más corta de cuerpo más alto, la brevilínea. Es creencia de algunos pescadores que la forma brevilínea corresponde a las hembras y las longilíneas a los machos, pero de acuerdo con los estudios y observaciones realizados, se llegó a la conclusión que en estas especies no existe dimorfismo sexual aparente.
Arte de pesca: por tratarse de un pez casi exclusivamente limnófago muy dificilmente puede capturárselo con anzuelo. Por lo general, las capturas de esta especie se realizan en busca de carnada natural, el famoso bife o zoquete de sábalo muy empleado en el norte. Para ello se emplea la “pateja” o robador, consistente en uno o dos anzuelos triples de gran tamaño que se atan a un cordel resistente ramatado en una plomada de 100 gr. como mínimo. El artefacto se lanza en remansos donde se haya detectado un cardumen de sábalo y se recoge con largos tirones para lo cual generalmente se emplea una caña mediana y de mucha resistencia. El pez es así ensartado y arrastrado hasta la orilla.

——————————————————————————–

Surubi Manchado

Cuerpo: con manchas negras redondeadas, moteado, las motas sobre el cuerpo y la aletas. Las manchas se van alargando hacia atrás hasta ser pequeñas barras, especialmente sobre el flanco. El color de fondo es amarillento parduzco claro, casi blanco en el vientre y las máculas pardo-negras. Después del Manguruyú es el pez de mayor tamañp en la Argentina. El cuerpo es largo, redondeado y de escasa altura.

Cabeza: grande y deprimida, especialmente en el hocico.
Aletas: dorsal, corta, algo más alta que larga, en la base. La distancia interdorsal es muy amplia. Adiposa, pequeña, precede un poco o coincide con el anal. Anal, más corta que la dorsal. Caudal, escotada de lóbulos iguales. Ventrales, relativamente cortas.
Macho: longitud hasta 136 cm.
Peso: hasta 45 kg.
Hembra: longitud, hasta 155 cm.
Peso: hasta 51 kg.

Alimento: bogas y sábalos principalmente.
Hábitat: cauces grandes y profundidad máxima.
Reproducción: no se reproduce en el Paraná Medio.
Distribución: río Paraguay, Paraná, Uruguay, Río de la Plata, Amazonas, San Francisco.
Arte de pesca: para las dos variedades de surubí, la pesca consiste en lanzar a la corriente una carnada viva o trozos de los peces preferidos (morena, mojarra, boga, sábalo, bagre). Se puede pescar a la deriva con o sin boya en la línea o con línea de fondo desde la costa. El equipo debe ser de ciera contundencia y de nylon no menor del Nº 40. Cabe señalar que es este tipo de pesca en el norte es común la aparición del manguruyú, el mayor de los pimelódidos de esta cuenca que alcanza a los 100 kg., razón por la cual se hace inevitable cierto límite de seguridad en la resistencia del equipo. La caña deberá ser de resistencia media en adelante y de 2,50 m. como máximo. Generalmente se usa con éxito la misma caña empleada para el trolling del dorado.

——————————————————————————–

Manduvi

Color: de fondo blanco con manchas irregulares oscuras en la parte dorsal de la cabeza y del cuerpo, aleta caudal marginal de negro.
Cuerpo: alargado y comprimido.
Cabeza: deprimida, su perfil dorsal es casi recto hasta el occipucio, de donde se eleva bruscamente hasta la espina dorsal. Barbilla ósea casi alcanza el borde anterior del ojo.
Espina dorsal: fuerte y gruesa, igual o mayor que la cabeza.
Espina pectoral: delgada y de bordes lisos.
Aletas: anal, el origen de esta aleta está más próximo a la caudal. Aleta larga, los radios prolongados forman un lóbulo. Aleta caudal, ahorquillada, con el lóbulo superior algo más desarrollado.
Dimensiones: hasta 35 cm.
Peso: 500 grs.
Alimento: pequeños peces y crustáceos.
Hábitat: zonas con vegetales y de suaves corrientes.
Macho: la descripción anterior se refiere al macho.
Hembra: espina dorsal más débil y mucho más corta que la cabeza. La aleta anal carece de lóbulo anterior. El perfil dorsal no se eleva tan bruscamente. Barbillas carnosas pequeñas de bases óseas, no sobrepasan el maxilar.
Reproducción: desova en el río Uruguay en noviembre y diciembre.
Pesca: en el río Uruguay todo el año, principalmente en agosto, septiembre, marzo y abril. Río Paraná en primavera, verano y comienzo del otoño.
Distribución geográfica: río Paraná Medio e Inferior; Uruguay Medio e Inferior; Río de la Plata.

Arte de pesca: el manduví fino, que en la zona del Paraná Inferior también es denominado “manduví real”, se diferencia especialmente por el color negro del dorso, el rosado casi transparente de los flancos y la presencia de radios rígidos en las aletas pectorales y dorsal por lo cual debe manejárselo con cuidado. Además, es mucho menos voluminoso que su primo hermano el manduvá, aunque se usa el mismo equipo de pesca. Suelen actuar mucho más cerca de la superficie que su pariente mayor y a veces se nota a simple vista el desplazamiento velocísimo de los peces tras las mojarras en forma de una “V” profunda que se desplaza por la superficie del agua tranquila de los riachos del delta. El manduví fino, por lo tanto, debe ser buscado con líneas de flote. Por tratarse de un pez considerablemente menor que el manduvá, puede emplearse la línea de pejerrey de laguna, con boyas alargadas, tres por línea y eventualmente un puntero cargado. Las brazoladas, que en el manduvá, con la misma línea, pueden llegar a 1,50 m., en el manduví no superan por lo general los 80 cm. Dijimos también que se usa igual carnada. Pero, y siempre refiriéndonos a los casos comprobados de preeminencia de esa especia, da mucho mejor resultado el uso de mojarritas enteras. Para el manduví se emplean anzuelos de no más de 2 cm. de abertura.

——————————————————————————–

Carpa

Existe una gran variedad de color y de aspecto. En la Argentina encontramos principalmente dos variedades. Una con el cuerpo cubierto de escamas regulares y otra con el cuerpo desnudo, en parte con escamas de tamaño variable, que se denomina Carpa de espejos. Es un pez exótico introducido desde Europa a principios de siglo.
Cuerpo: robusto, consistente y pesado, poco comprimido, ligeramente curvado en el vientre y arqueado en el dorso.
Cabeza: inclinada de la nuca al hocico, que es romo. Boca pequeña con 2 barbas, una a cada lado.
Aletas: dorsal larga con 3 ó 4 radios indivisos. Pesctorales con un radio indiviso. Anal corta. Caudal ahorquillada.
Color: pardo verdoso con reflejos dorados y azulados. Existen individuos muy claros y otros muy oscuros.
Dimensiones: llega a superar los 800 mm.

Peso: generalmente hasta 8 kg. Se encontró un ejemplar de más de 30 kg. Apareció muerta en la orilla del lago San Roque, Córdoba, lo que confirma el alto coeficiente biogenético de dicho ambiente, ya que las carpas no alcanzan ni la mitad de ese peso en sus lugares de origen.
Alimentos: se alimenta de fango y vegetales diversos con lo cual modifica el ambiente, removiendo el fondo y estropeando residencias útiles para otros seres acuáticos.
Hábitat: ríos, lagunas y embalses de fondo limoso.
Reproducción: desovan en primavera.
Distribución: originarios de Eurasia. En la Argentina, se los encuentra en el Río de la Plata, el Paraná y los ambientes lagunares del centro del país.
Arte de pesca: generalmente se usa la línea de fondo en ríos y arroyos caudalosos y la de flote, con profundidades variables, en lagos y lagunas. En el Río de la Plata actualmente se emplea el mismo aparejo que para la boga, 2 anzuelos fuertes, caña de mediana resistencia (hasta 120 gr.) y carnada de pasta de harinas de afrechillo, trigo y maíz, con esencia de anís o granos del mismo vegetal. En la pesca de laguna se siembra la zona a batir con bolas de barro, granos hervídos de habas, trigo, maíz y avena, harina y queso rallado.

 

Un saludo. www.sepesca.com