Su semejanza con el cocodrilo impacta, pero este miembro de la ‘carmelita’, llegado de aguas más tropicales, no es agresivo

Aparece un pez tropical inédito en Canarias  

Jueves 10 de noviembre de 2011 LAS PALMAS DE GRAN CANARIA Buceadores deportivos descubrieron este fin de semana en Arinaga, en la zona conocida como El Cabrón, una especie de pez tropical que no se había visto nunca antes en aguas Canarias, según el grupo de divulgación científica Oceanográfica Canarias. 
Según Arturo Boyra, directivo del colectivo, “a pesar de su fiero aspecto, el animal es totalmente inofensivo, y se podría decir que hasta tímido. Vive enterrado en la arena y se esconde al acercarse el buceador. Normalmente mide en torno a un metro pero puede alcanzar 1,8 metros y puede tener cerca de 10 centímetros de ancho. Es de la familia de la carmelita, especie totalmente inofensiva, bien documentada y presente en Canarias con el Myrichthys pardalis”.

Su nombre científico es Echiophis punctifer. Esta especie vive en ambas orillas del Atlántico tropical, en el caso del Atlántico oriental en Senegal y el golfo de Guinea. No se había documentado nunca antes en aguas Canarias, subraya el portavoz de Oceanográfica Canarias.

Para este colectivo de divulgación científica, el hecho de que hayan han sido buceadores deportivos los que han descubierto la especie indica, sobre todo, el grado de conocimiento de la biodiversidad marina canaria que tienen los aficionados al buceo en las Islas.

La especie del ejemplar marino se ha podido determinar gracias a las fotografías aportadas por los buceadores, “sin necesidad de dañar o matar al animal”, afirma Boyra. Los expertos consultados por Oceanográfica Canarias apuntan que su aparición en aguas insulares “puede ser un indicador más de la tropicalización de las aguas. Si es así irán apareciendo más ejemplares, opina Alberto Brito, catedrático de Biología Marina de la Universidad de La Laguna, quien se encargó de la identificación del pez asesorado por colaboradores internacionales.

La zona conocida como El Cabrón está en trámite para convertirse en microárea marina protegida para el buceo, por su riqueza y potencial para permitir la convivencia entre el uso respetuoso y la conservación. El atractivo del descubrimiento está atrayendo a numerosas personas a bucear a la zona, lo que demuestra el potencial de la naturaleza para la investigación

Oceanográfica, destaca Boyra, ha puesto en contacto a los expertos y a los buceadores para poder compartir la información y determinar el animal. También ha contribuido sacando las fotos del pez para que pueda ser mostrado. Un saludo