Aqui os dejo los peces con los que tendreis que llebar cuidao si pescais :
La familía Scorpanidae o peces escorpión
La familía scorpanidae designa un género de peces voraces, cazadores al acecho, dotados de una cabeza grande y robusta, unida a un cuerpo fuerte y corto, armado de numerosas espinas venenosas. Los grandes ojos, dispuestos en la parte superior de la cabeza, dan personalidad a esta familia, que se caracteriza también por una gran boca, armada de dientes pequeños y cónicos dispuestos en bandas en las mandíbulas y en el paladar. Tienen las aletas redondeadas y a menudo las extienden sobre el fondo, cuando están en reposo. La aleta dorsal suele estar plegada sobre el cuerpo y tan solo la despliegan, a modo de advertencia, cuando el animal se siente amenazado.

Viven en fondos rocosos o coralinos, donde permanecen estáticos para mimetizar su entorno. Los peces escorpión están en nuestras costas como “cabracho” (Scorpaena scrofa), la “escorpora” (Scorpaena notata) y la “escorpina” o “rascacio” (Scorpaena porcus). También los “esculpines” o “gallinetas”. Pueden causar pinchazos con los radios espinosos de su aleta dorsal, pélvica y anal, donde tienen glándulas venenosas. Los efectos del veneno son leves, aunque dolorosos durante horas o días, puede producir inflamación local y se infecta con facilidad.

La familía Trachinidae

Se trata del “pez víbora” (Trachinus vipera o Echiicthys vipera), el “salvariego” o “faneca brava” (Trachinus lineatus), el “pez escorpión” (Trachinus draco) y el “pez araña” (Trachinus araneus).

Miden de 10 a 40 cm, se entierran en los fondos de arena, dejando visibles los ojos y la aleta dorsal que es venenosa. Pueden ser pisados de forma accidental. Además son venenosos los aguijones de los bordes de los opérculos.

La picadura produce dolor muy intenso, “urente” o “punzante” e irradiado a todo el miembro, persistiendo de 2 a 24 horas, con disestesias, palidez, edema, adormecimiento. El edema es progresivo, y en media hora puede afectar a toda la extremidad; puede continuar durante 24 a 48 horas y persistir de 10 a 12 días. Las infecciones secundarias son frecuentes, así como la necrosis y la gangrena, que pueden requerir amputación, sobre todo en pacientes que acuden al Hospital pasadas la 48 horas de la lesión. En ocasiones hay síntomas mas graves como dificultad respiratoria, visión borrosa, convulsiones, coma y muerte por parada cardiorrespiratoria. Todos los años se produce alguna picadura en España.

Las rayas

La mayoría no son venenosas, pero hay cinco familias que si lo son. Una de ellas, los Gimnuridos, tiene un representante que vive en el mediterráneo es la “montellina” (Gymnura altavela), pero es poco común.

Tiene una cola en forma de látigo en cuya base hay un aguijón o arpón, con su funda tegumentaria en forma de diente y con un perfil de sierra, las glándulas venenosas están en un área cuneiforme del tegumento, con la cual la púa está en contacto cuando descansa. Viven semienterradas en la arena. Al pisarlas o acorralarlas pueden agitar su cola y dar un golpe súbito clavando el aguijón.

Las picaduras de raya producen una punción o laceración sangrante y dolorosa. El dolor aumenta durante los 30-60 minutos, pudiendo persistir 2 días. La herida se edematiza, y tiende a infectarse, gangrenarse y cronificarse. Aparecen además sudoración, palidez, nauseas, vómitos, diarrea, hipotensión y alteraciones del ritmo cardíaco. Las heridas son por laceración o puntiformes, la púa penetra en la piel y estructuras mas profundas, al tener dientes de sierra su retirada puede producir una lesión mas extensa en los tejidos.

Morenas y congrios

Tienen fama de venenosas pero no se ha identificado ningún veneno en ellas. La mordedura de estos peces no lleva consigo la inoculación de tóxicos, lo cierto es que suelen provocar grandes heridas, sobre todo por la reacción natural de retirar la mano o el pié al ser mordido.

En este tipo de accidentes lo mas importante es controlar la hemorragia, por lo que es recomendable colocar un buen torniquete, elevar el miembro afectado, antisepsia con Betadine y vendaje compresivo, y bajo control médico cobertura antitetánica-antibiótica, y posible sutura.

Un saludo.  www.sepesca.com