Aqui os dejo un gran aporte sobre la pesca a la boloñesa:

El Carrete suele ser de tambor fijo, ligero y característico para esta modalidad de pesca. Es una

técnica adecuada para pescar en ríos con corriente, de menos de cuatro metros de profundidad.

Los flotadores al igual que en la pesca a la inglesa, se utilizan de dos tipos: fijos y deslizantes, dependiendo de la profundidad del lugar donde estemos pescando, utilizaremos uno u otro.

Los monofilamentos ha utilizar han de ser de superficie (no deben utilizarse hundidos, como los de pesca a la inglesa). Las dimensiones de los peces a capturar nos indicarán los grosores o calibres más adecuados. No olvidemos que en esta modalidad se utiliza el carrete, y por ello podemos dar hilo al pez si es preciso. Por esta razón podremos afinar y manejar líneas de poco calibre, que nos facilitarán lanzados más largos y una mejor y más natural presentación del cebo.

Uno de los factores más importantes en la pesca al coup es que la línea esté perfectamente equilibrada, de tal forma que acuse todas las picadas por pequeñas que éstas sean.

Para la selección correcta del lugar en el que podemos encontrar las piezas, tendríamos que tener en cuenta:

Vigilar la naturaleza del fondo en el que vamos a pescar, ya que si éste es cenagoso será fértil y contará con gran vegetación, por lo que será un buen lugar para encontrar gran cantidad de peces (que encuentran ahí las condiciones más favorables para su desarrollo).

Tener en cuenta que los ciprínidos suelen gustar de las zonas tranquilas y profundas.

 

 

FLOTADORES

 

 

 

La forma del cuerpo del flotador de inglesa suele ser ahusada. La longitud y el grosor dependen de la distancia de pesca para la que estén diseñados y del material con el que estén fabricados.

Los materiales más usados son:

Madera de balsa prensada.

Plásticos poli-carbonados.

Madera de sarkansa.

Para distancias cortas ( hasta 40 m ), existe un tipo de flotador con el cuerpo y la antena de una sola pieza de pluma de pavo real, que al igual que ocurre en los de cup conserva su forma natural, no pudiéndose modelar como los otros materiales empleados.

.

Respecto a la antena, la variación más apreciable en este tipo de flotadores es su gran longitud y su espesor, diseñadas para ser vistas a gran distancia. Los materiales empleados son los mismos que para la fabricación del cuerpo, con sus mismas características.

La parte superior de la antena, la que vamos a divisar desde nuestro puesto de pesca una vez lanzado el flotador, puede ser de dos tipos: con o sin inserción.

Los flotadores “sin inserción” tienen simplemente una larga antena con la parte superior pintada. En los flotadores “con inserción” hay una prolongación supletoria de la antena, mucho más delgada que el tramo principal. Esa prolongación puede ser una prolongación del mismo cuerpo de la antena con su diámetro rebajado, o una antena insertada similar a las usadas en los flotadores de cup. Los colores empleados son los mismos que en los flotadores anteriores.

Anilla de sujeción

La anilla de sujeción es por donde unimos el flotador a la línea. Puede ser fija o desmontable, la razón de esto es que los flotadores de larga distancia (más de 40 m) están lastrados, bien con unas arandelas intercambiables, bien con unos plomos en su interior.

En el sistema de arandelas la anilla lleva una rosca para insertarlas, la rosca se une luego al cuerpo del flotador componiéndose así el conjunto. De esta forma podemos poner o quitar arandelas al flotador para poder variar también el lastrado de la línea, modificando así su acción a nuestro gusto.

En flotadores con lastre interno la anilla es más corta, y sin rosca, pues solamente cumple la función de sujeción.

En los flotadores de inglesa al igual que en los descritos anteriormente leeremos la cantidad de plomos en gramos que debemos de añadir a muestro aparejo, en los flotadores plomados con los sistemas descritos, también se nos indicará la cantidad de plomo que lleva el propio flotador y el que debemos añadir al aparejo.

Ejemplo: tenemos un flotador en cuyo cuerpo se nos indica 8+2 g.

La primera cifra nos indica el plomo o peso que lleva incorporado el flotador, 8 g, y la segunda la cantidad a añadir, 2 g,. Lo que quiere decir que el flotador lleva un lastre total de 10 gramos.

En los flotadores no lastrados, el peso necesario suele venir en gramos, o bien en numeración inglesa. Por ejemplo, 3 AAA quiere decir que debemos colocar el equivalente a 3 plomos A; como un plomo A pesa 0.85 g el peso total será de 2.55 g. En la revista anterior podeis ver en la página 13 las equivalencias de esta nomenclatura.

En la actualidad los flotadores empleados en competición son los plomados, estos tienen tres grandes ventajas con los que no lo están:

Se consiguen lanzados de mayor alcance.

El lanzado tiene mayor precisión.

Se necesitan menos plomos en la línea, con lo que conseguimos mayor sensibilidad.

Si usamos esta técnica porque los peces toman nuestro cebo a largas distancias, la diferencias antes descritas hacen que la elección entre los dos tipos de flotadores sea realmente fácil.

 

Los materiales empleados para su construcción son:

Acero.

Fibra de carbono.

Plástico Stonfo.

Madera.

Particularmente se recomiendan los dos primeros materiales de la lista anterior. Los flotadores con quillas de acero son muy precisos y estables, la única pega que tienen es que cuando se doblan afectan al comportamiento del corcho. Los construidos con fibra de carbono son corchos con una estabilidad magnífica y suelen ser más resistentes a los posibles “malos tratos” que les podemos dar.

Macarrón de unión. Los macarrones de unión no son mas que pequeños trozos de tubos de plástico o de caucho de silicona que unirán la línea principal con el corcho, a través de la quilla. Estos macarrones no los obtenemos conjuntamente con el flotador, pero son completamente imprescindibles para poder usar nuestros corchos. Tambien recomendamos que utiliceis los de silicona, pues sujetan mucho mejor la línea impidiendo cualquier movimiento del flotador. Es muy normal ver pescadores que ponen dos o tres macarrones en la quilla, repartidos a lo largo de toda su longitud, colocándolos el primero en lo más alto, pegado al cuerpo del flotador, el segundo en la mitad de la quilla, y el tercero (es muy conveniente que sea un poco más largo que los dos anteriores) lo colocaremos al final de la quilla, dejando que sobresalga un poco, para evitar de esta forma posibles enredos de la línea en el flotador.

Numeración del corcho. Si observáis todos estos flotadores van numerados Ests numeración se refiere a la cantidad de plomo que debemos colocar en nuestra linea para sumergir perfectamente el cuerpo del corcho. La numeración viene reflejada en el cuerpo del flotador por una serie de números. Suelen venir indicados en gramos directamente, o en una numeración estándar que debemos conocer para poder hacer una equivalencia a gramos.

Es importante saber que la exactitud en la numeración del corcho depende mucho de la calidad de las distintas partes que lo componen, y de la calidad de los plomos que usemos para su plomado. No obstante conviene comprobar antes de ponernos a pescar que lo hemos lastrado correctamente.

2. Flotadores para la pesca a la boloñesa

Las partes de un flotador para la pesca a la boloñesa son las mismas que las de los flotadores de pesca al Cup, así como los materiales empleados para su construcción. La diferencia es que estos flotadores están diseñados para pescar en aguas con corriente a larga distancia, por lo que su forma y tamaño es el apropiado para este tipo de pesca. Las formas varían dependiendo de la velocidad del agua, de la profundidad del pesquil, de las condiciones del viento y de la especie a capturar. Los flotadores para boloñesa son bastante mayores que los de Cup, pues la propia técnica de pesca así lo exige, sus antenas son más gruesas y sus quillas más largas que los de Cup.

3.- Flotadores para la pesca a la inglesa

La forma básica de un flotador de inglesa es la que se muestra en las fotografías.

Para conocer mejor los flotadores para la pesca a la Inglesa los dividiremos en tres partes:

Cuerpo , Antena, con o sin inserción y Anilla de sujeción.

 

Para definir lo que es un flotador, diremos que es un elemento que cumple dos funciones básicas como son:

Indicar la picada del pez.

Ayudar a presentar el cebo.

Los tipos de flotadores existentes se desglosan en tres grupos, dentro de estos varían los materiales empleados en su construcción, las formas, el tamaño, y el uso para el cual están diseñados.

Los grupos son:

Flotadores para pesca al cup.

Flotadores para la pesca a la boloñesa.

Flotadores para la pesca a la inglesa.

1.- Flotadores para la pesca al cup

El flotador de cup lo dividimos en cuatro partes bien diferenciadas: antena, anilla de sujeción, cuerpo y quilla. Dependiendo de la forma, tamaño, material y longitud, variarán las características y la utilización del corcho. La unión de todos estos elementos hará que nuestro corcho cumpla las necesidades requeridas y que su sensibilidad sea la adecuada, a mejor sensibilidad mayor poder de detección de las picadas. Antena.- La antena es el verdadero indicador de picada, la lectura de sus movimientos nos va a indicar la toma del cebo por parte del pez. Lo más importante es el material de fabricación, normalmente las más sensible son las de fibra óptica, seguidas de las de plástico Stonfo, los demás materiales quedan bastante atrás.

Como esta parte del flotador es la única que vemos sobresalir del agua, su color y su grosor nos ayudarán a que esa visión sea más nítida. Básicamente son tres colores los usados: rojo, amarillo y negro. Dependiendo de la luz y las sombras reflejadas sobre nuestro flotador desde la posición donde estemos, se observará mejor un color u otro, por lo que es muy aconsejable tener varios corchos iguales con distintos colores de antena, y que a la vez estas antenas puedan ser intercambiadas en el flotador si fuera necesario. En cuanto al grosor de la antena, lógicamente a mayor grosor mejor visión, pero hay que tener en cuenta que esto va en relación inversa con la sensibilidad del flotador: a mayor grosor menor sensibilidad.

La anilla es uno de los elementos que une el flotador con la línea del aparejo. Se ubica sobre el cuerpo del flotador, y suelen ir incrustadas en él y pegadas.

Cuerpo, este es el elemento con más variantes del flotador, para poder entenderlas mejor, así como sus características, haremos otro desglose:

a) Forma

La forma del corcho debe de ser la adecuada para el lugar donde vamos a pescar. Variará dependiendo de factores como la velocidad del agua, el viento y el tipo de pesca a realizar (retención, a la pasada, etc.).

Como vemos en las fotografías, las formas más “redondas” son las indicadas para pescar en corriente: a mayor corriente más pronunciada será esa “redondez” (en consonancia con el peso que admita el flotador).

Las formas “cilíndricas” son las adecuadas para aguas lentas o sin corriente.

Las formas ahusadas en la parte superior son las ideales para días ventosos, pues ofrecen una menor superficie de arrastre.

Una vez llegado a este punto, debo comentar que las combinaciones de formas del cuerpo del flotador pueden llegar a ser casi innumerables, las formas que se muestran en las fotografías, son solo tipos generales para poder identificarlos y ayudarnos a elegir el flotador apropiado para el escenario donde vamos a desarrollar la acción de pesca.

b) Color

El color del cuerpo no tiene mucha importancia, por lo que la elección será a nuestro gusto, aunque se recomienda colores que no sean demasiado vivos.

c) Material

El material empleado en la construcción del cuerpo es muy importante, pues de él depende la flotabilidad y la sensibilidad. Los materiales más empleados son:

Madera de balsa prensada.

Plásticos poli-carbonados.

Madera de sarkansa.

Cañón de pluma de pavo real (para flotadores de cuerpo ahusado).

El material que ofrece una mejor combinación de flotabilidad y sensibilidad es la pluma de pavo real, el problema es que nos limita la forma del corcho a la de la propia pluma

Un material con cualidades casi tan buenas como la pluma, y además con la posibilidad de adoptar cualquier forma, es la madera de sarkansa. Su único inconveniente es el precio, algo mayor que el resto.

El material más usado por para la fabricación de este tipo de flotadores es la madera de balsa prensada, sus propiedades son bastante buenas y su precio razonable.

En último lugar tenemos los construidos con plásticos poli-carbonados, los cuales no dejan de tener también bastante buenas propiedades para esta función.

Quilla. La quilla del flotador es la parte que da estabilidad al conjunto. Las diferencias que podemos observar en ella son su longitud y el material utilizado para su construcción. La longitud depende del tipo de flotador, de su diseño y de para qué tipo de pesca está pensado. A mayor longitud de la quilla mayor es la estabilidad del flotador.

Esta modalidad de pesca que de siempre ha existido entre los pescadores españoles, tuvieron que ser los italianos los que a raíz de los Campeonatos del Mundo de 1992 dieran este nombre y comenzara a practicarse en España con mas detenimiento y estudio. No es sino la evolución de la clásica pesca de ciprínidos con caña de anillas y carrete

Esta técnica consiste en pescar con una caña telescópica anillada, de una longitud entre 5 y 9 metros un carrete de bobina fija, y flotadores fijos o deslizantes, plomos equilibradores, y muy similar a la pesca a la inglesa.

Se puede practicar esta modalidad cuando el escenario sea un río, tanto cuando retengamos el cebo como cuando pesquemos a la pasada.

También en lagos o embalses, especialmente donde las profundidades sean importantes, y en cualquier sitio donde los peces alcancen cierto tamaño, para poder “trabajarlos” con el carrete.

El material más conveniente para la fabricación de estas cañas es la fibra de carbono (más ligera que la fibra de vidrio), ya que la práctica de la pesca con este sistema requiere mantener y manejar la caña a pulso durante bastante tiempo. Las cañas con acción de punta, para un peso de 5 a 15 gramos o de 10 a 20 g, son las más utilizadas por los especialistas de esta técnica de pesca.

Un saludo www.sepesca.com