Pesca al curricán o a la traína.

 Lo primero que hay que saber es que se pone en práctica desde una embarcación en movimiento.

 Consiste en arrastrar un cebo natural o artificial a unos cincuenta metros de la popa de la embarcación
 y a una velocidad moderada. Se práctica en diferentes modalidades:

 • Superficie
 Se realiza cerca de la costa y se busca atrapar peces que habitan cerca de la superficie.

 • Fondo
 Para practicar la pesca de fondo se deben adentrar en el mar más de 3 millas de la costa.
 Se capturan peces de gran tamaño. Esta técnica se utiliza para la pesca comercial,
 en cambio la pesca de superficie tiene fines deportivos.

 Para que la pesca al curricán sea divertida y productiva lo primero que debemos hacer es seleccionar el lugar ideal.
 Esto aunque parezca un consejo tirado de los pelos,
 quien es pescador sabrá que no es así
 y que la elección del lugar suele ser influida por la experiencia del pescador,
 los pequeños remolinos de agua, las bandadas de gaviotas y si la mar está llana.

 La velocidad es muy importante en este tipo de pesca.
 segun el cebo que utilicemos será la velocidad que adoptemos.
 La velocidad deberá oscilar entre 1,5 y 4 nudos máximo.
 Cebos vivos= velocidad lenta y ritmo homogéneo.
 Esto le da tiempo al pez a picotear, comprobar y luego picar.
 Cebos artificiales= la velocidad hay que aumentarla o el pez se dará cuenta de que es un engaño.

 Spinning y Casting

 El Spinning es una técnica en la que se utiliza un señuelo artificial,
 el cual es lanzado a una distancia determinada y recogido a diferentes velocidades y profundidades.

 El Casting, en cambio, consiste en esperar a que el pez haga contacto con el señuelo,
 que puede ser natural o artificial. Esta técnica es utilizada tanto en pesca de superficie, como de fondo.