-Alimentación:
Peces muy agresivos que atacan a todo tipo de peces pelágicos y gregarios, persiguiendo a sus presas hasta la misma orilla. Pueden dar muerte a bancos enteros ya que su afán por matar supera en número al alimento que realmente necesita.
Se alimentan de peces y calamares.

-Localización:
Podremos encontrarla en las zonas próximas a las desembocaduras de ríos o de canales caudalosos.
No suele acercarse a menos de 250 ó 300 metros de la playa.

-PESCA DESDE LA COSTA:
Si deseamos practicar su pesca desde la playa, lo haremos con un equipo de Surf Casting:
Caña de surf casting pesado, de 4 a 5 metros.
Línea de 0,35 a 0,60 y aparejo de fondo.
Carrete de lanzado pesado.
Bajo de línea de acero.
Anzuelos del 1/0 al 6/0.
Se utilizan normalmente plomos gruesos, de tres pesos diferentes, según la época del año. De 500 gramos en verano, de 750 gramos conforme llega el otoño, y de 1000 gramos en invierno, en previsión de cualquier movimiento y de fuertes corrientes.
El lastre, para pescar la anjova, ha de sujetar un cebo, natural o artificial, de considerable tamaño, acorde con el de las presas vivas con las que se estarán alimentando estos grandes ejemplares.
En caso de que practiquemos su pesca desde espigones y puertos podremos utilizar grandes boyas. Las características del equipo a utilizar en este tipo de pesca son los siguientes:
Cañas de 4 a 5 metros con una acción de 50 a 100 gramos.
Bajo de línea, en acero.
Anzuelos del 1/0 al 6/0.
Allí donde sea posible, cebaremos la zona con trozos de pescado.
En los puertos, conviene colocarse detrás de las embarcaciones de pesca que regresan de la labor.
Este tipo de pesca se practica al curricán (lanzar y recoger lentamente) desde las bocanas de los puertos.
En cuanto al cebo; el preferido por el pescador de anjova es, sin lugar a dudas, el natural; principalmente la lisa o múgil. También se ceba con caballa o jurel, y en ocasiones, sardina.
Los cebos artificiales, rapalas, se utilizan como último recurso, en cuyo caso nos decantaríamos por rapalas de unos quince centímetros. En estas situaciones, lo más adecuado será colocarse en las zonas donde el mar recibe un poco de agua dulce de algún riachuelo.
En caso de tener una picada, deberemos intentar traer el pez hasta la orilla; será, sin lugar a dudas, la faena más agotadora, ya que se trata de una especie que ofrece una fuerte resistencia. La anjova dispone de una potentísima mandíbula inferior con una impresionante dentadura cortante que hacen más difícil y peligrosa esta tarea.
La mejor época para este tipo de pesca desde costa es desde la primavera al otoño; mientras las mejores horas son las que acompañan la caída del sol.

-PESCA DESDE EMBARCACIÓN:
Desde embarcación podremos pescar con pez vivo o muerto, a fondo, con boya, o al curricán con peces artificiales (siempre en tallas grandes).
El material a utilizar se caracterizará por los siguientes puntos:
Cañas de 2 a 2,5 metros acción de 60 a 120 gramos
Carretes para al menos 200 metros de hilo del 0,40 al 0,60.
Bajo de acero.
Anzuelos igual que pesca desde costa.
La mejor época para la pesca de la anjova desde embarcación es desde la primavera al otoño.

Un saludo. www.sepesca.com