Alimentación
El lenguado es un gran depredador, que se alimenta de otros peces, sirviéndole prácticamente cualquier especie que capture con sus dientes.

-Localización:
Lo encontraremos principalmente en fondos y fango; fuera de los puertos.
Gusta de las aguas que se encuentran en el límite entre dulce y salado (donde sin duda encuentra más cantidad de alimento), por lo que suele estar en las desembocaduras de los ríos.
Allí estará pegado al fondo, a una profundidad de unos dos o tres metros.
Si nos encontramos en una playa, lo buscaremos en los “pozos de orillas” donde se alimentan de pequeños peces y crustáceos. Estos pozos de orilla se encuentran paralelos a la playa en la misma orilla, y se forman cuando los bancos de arena no dejan pasar las olas grandes hacia la playa, llegando a la orilla solamente olas pequeñas. Estas zonas, generalmente, tienen poca corriente y son abundantes en pesca.

-Formas de pesca:
Como hemos dicho, no resulta habitual que un pescador se lance una jornada completa a la pesca de esta especie; por el contrario, casi se la “encontrará”, por ello no hay demasiados estudios que determinen claramente las técnicas de pesca más adecuadas para su captura.
Por supuesto, suele pescarse al Surfcasting, y dentro de esta modalidad dará básicamente lo mismo que seleccionemos un equipo pesado que otro más liviano.
Tal y como ya hemos señalado, el lenguado es uno de los más importantes peces predadores de cuantos existen, lo cual nos lleva a determinar que no es nada difícil hacerle picar utilizando pez como carnada.
Sin duda sirven a este propósito las lisas, anjovas, etc; pero también la gusana ha demostrado dar grandes resultados; en este caso seleccionaremos las más delgadas: las de fango, la lombriz de arena, la coreana…
-EL LANZADO
La carnada debe presentarse ante el lenguado como si estuviera perfectamente viva. Para conseguir este efecto lanzaremos y recogeremos en forma continuada, a media velocidad hasta la misma orilla, ya que muchas veces el lenguado pica en el mismo borde el agua.
Si al recoger sentimos más peso del habitual, querrá decir que hay mucha corriente hacia adentro, y en consecuencia deberemos recoger más despacio. Si por el contrario, la corriente nos saca la carnada hacia fuera, deberemos recoger más rápido; en este caso no hay que temer el recoger a más velocidad, ya que el lenguado es muy rápido para atacar.
Por otro lado, si la corriente envía nuestros aparejos hacia un costado tendremos que lanzar hacia el lado contrario, tratando de que la carnada salga siempre cerca de nuestros pies.
Además, una vez lanzado el sedal en la zona escogida, convendrá dejarlo reposar unos instantes, para después recuperarlo al poco rato con escasos tirones, que irán levantando la arena a su paso, con lo que se va atrayendo la atención del pez.
-LA PICADA
La picada del lenguado es sumamente sutil, tanto que apenas resulta perceptible. Es así porque una vez captura el cebo (para él la presa), se queda inmóvil, para no despertar sospechas.
Nos daremos cuenta de que ha picado cuando procedamos a recoger, ya que su especial fuerza produce un especial roce contra el agua, que frena la recogida.

-Equipo de pesca:
Una caña liviana entre 2 a 3 metros de largo más o menos, de regular dureza, capaz de lanzar hasta 80 gramos.
Nylon 0,35 mm ó 0,40 mm. para la línea principal
Especial importancia tiene el bajo de línea, que deberá disponer de uno o varios anzuelos de gametas largas.
Anzuelo pequeño (teniendo en cuenta la medida de este pez).
Plomos tipo barril (pirulo) N°1 o N°2

-Consejos útiles:
Las mejoras horas de pescar: son el repunte de alta y repunte de baja; vale decir, desde 3 horas antes de la ” pleamar” hasta 3 horas después pasada la “pleamar”. Después el periodo de “bajamar” se probará suerte sólo en los pozos que tengan más agua.
La mejor época para su captura es durante el otoño y el invierno.
En cuanto a las horas, sin duda es la noche la que mejores resultados puede darnos, entendiendo que es amparado en la oscuridad cuando el lenguado sale a buscar su comida.
El lenguado no es un buen nadador, por lo que conviene buscarlo en playas tranquilas, teniendo en cuenta que si el agua es muy movida tendría muchas dificultades para nadar.

Un saludo. www.sepesca.com