Proximamente con la llegada del verano,
 se abrirá la veda del pulpo para la pesca deportiva.
 Para la pesca del pulpo hay que tener una buena garabeta o pulpera y
 además es conveniente usar una buena carnada para atraer a estos cefalópodos
 tan codiciados y cotizados.

 Las carnadas para la pesca del pulpo, son muy diversas,
 ya que el pulpo es un animal muy voráz y come casi de todo,
 de hecho, pasan de pesar de 1 a 8 kilos en pocas semanas.

 Por este motivo, la pesca de los pulpos es poco costosa,
 ya que no es necesario ser muy exquisito a la hora de preparar una buena carnada
 (al contrario que sus hermanos los calamares o de las lubinas,
 que para su pesca se necesita material en perfecto estado).

 Para encarnar la garabeta de carnada,
 se pueden usar desde trozos de pescado y cangrejos (si pueden se vivos mejor),
 hasta patas de pollo.

 El pasado año en las costas gallegas, el pulpo entraba mejor con patas de pollo.
 Al parecer el pulpo confunde la pata del pollo con una pata de una buena nécora o centollo,
 lo que hace que en numerosas ocasiones,
 esta técnica sea más efectiva que la de usar el clásico trozo de pescado o el cangrejo.