No es nada frecuente encontrar un pescador que se haya especializado mínimamente en la captura del cabracho, también conocido como rascacio. Más bien es una pesca accidental mientras se tientan otras especies. Sin embargo, teniendo presente su escasez, sí podemo forzar en cierto modo su pesca para conseguir un ejemplar digno de mención.
-CARACTERÍSTICAS:
Tiene el cuerpo robusto, algo comprimido, y la cabeza grande con púas y aguijones. Posee una enorme boca,con pequeños apéndices sobre las fosas nasales y el mentón. La aleta dorsal esta claramente dividida, por una parte con 11-12 radios espinosos en cuya base se insertan glándulas venenosas y otra parte blanda con 9 radios blandos. La aleta caudal redondeada. La aleta anal con 3 radios espinosos y 5 blandos. Aletas pectorales largas y anchas de forma redondeada con una veintena de radios blandos. las aletas pélvicas también tienen radios espinosos, suele apoyarse sobre ellas.Escamas ctenoides. Línea lateral marcada. De coloración muy variable, del pardo rojizo a un pardo mas naranja, con jaspeados más o menos difuminados. Tiene una mancha negra sobre la aleta dorsal, entre la sexta y al onceava espina. Su talla oscila entre los 20 y los 30 cm, pudiendo llegar como máximo a los 50 ó 60 cm (15 años de edad).DISTRIBUCIÓNEn el Atlántico desde Gran Bretaña a Senegal. MediterraneoCOSTUMBRESVive desde las aguas someras de las costas rocosas hasta los 300 metros de profundidad. Busca zonas con abundancia de rocas con vegetación, los jóvenes en aguas litorales y los adultos a mayor profundidad. No forma bancos, permanece por lo general poco activo durante el día donde se refugian entre las rocas. Animal solitario aprovecha la noche para alimentarse.Periodo de freza desde finales de la primavera al verano, los huevos forman una aglomeración transparente entre una mancha gelatinosa flotante. Se alimenta de crustáceos (cangrejos y gambas) y moluscos y specialmente de góbidos.Al ser capturados levantan las espinas y parecen hincharse con la boca abierta, mostrando todas sus espinas enenosas.
-DÓNDE ENCONTRARLO:
Vive preferentemente en fondos rocosos, desde la superficie hasta grandes profundidades, aunque es mas frecuente a partir de los 20 metros de profundidad.
-SU COMPORTAMIENTO:
Es un pez torpón, con un cuerpo bastante desproporcionado de gran cabeza y pequeña cola. Las aletas son espinosas y grandes, pero no le aportan velocidad, sino capacidad de maniobra.Es omnívoro por escelencia, que hace sus pinitos como cazador confiando su estrategia al excelente mimetismo del que hace gala. Si has visto alguna vez un cabracho oculto entre las grietas sabrás perfectamente de qué estamos hablando, ya que prácticamente lo que se observa es una roca más.Es muy territorial y, salvo en el momento de la reproducción, guarda celoso sus dominios de otros congéneres.Lógicamente, las mejores zonas las ocuparán los peces más grandes. Y hablando de tamaños, antes del periodo señalado en el párrafo anterior no eran extrañas capturas de ejemplares que superaban los dos o tres kilos de peso. En la actualidad, pescar un ejemplar que llegue al kilo puede considerarse todo un éxito.CONDICIONES PARA SU PESCASi consigues capturas en una zona determinada, puedes repetir a los pocos días. Es muy probable que las cuevas vuelvan a ser ocupadas por peces de similares características.
-CEBOS:
Como hemos dicho, el cabracho es omnívoro, por lo que aceptará cualquier cebo que pongamos a su alcance.Sin embargo, podemos ser un poco selectivos, e intentar evitar la picada de especies menores empleando cebos como la sardian entera, grandes trozos de calamar, etcétera. No te preocupes por el tamaño de la carnada y el anzuelo, puesto que el cabracho tiene una boca capaz de engullir cualquier cosa. De hecho se han producido capturas con aparejos destinados al congrio.
-EQUIPO:
Dado que el cabracho no es un pez peleón no es necesario abusar del equipo, de la línea ni de los bajos. Nos servirá sin mayores complicaciones cualquier equipo que estemos empleando para otras modalidades.Sí es importante que los aparejos sean de fondo. Este pez es bentónico al cien por cien, y busca su alimento en el mismo fondo o a muy pocos centímetros del mismo. Pero esto implica un problema: estamos pescando encima de rocas, y los enganches serán algo habitual. LA PICADAEl cabracho tiene una picada bastante peculiar. Se puede limitar a un único “toque”, seco y claro, seguido de la tranquilidad más absoluta. Puedes clavar sin miedo. El cabracho no muerde, engulle.
-PRECAUCIÓN:
Los radios dorsales del cabracho contienen veneno. Pincharse con alguno de ellos es francamentedesagradable… pero nada más. Su pinchazo no es peor que la picadura de una avispa, por poner un ejemplo conocido. Eso sí, debe tenerse cuidado en caso de alergia.El único remedio para evitar el pinchazo es extremar el cuidado durante su manipulación. Un trapo no servirá de gran cosa, puesto que las espinas lo atravesarán con facilidad. Es mejor sujetar el pez por la boca, por lamandíbula inferior, y esperar que colabore en el desenzuelado, cosa habitual puesto que no es un pez inquieto ni revoltoso