Artículo de pesca de Guanijay. Fotos foro “Peña el Anzuelo”.

Hoy en día existen diversos tipos de bobinas adaptables a los  modelos de carretes más usados en surfcasting, como los Shimano© (Ultegra, Titanos, Biomaster XT , Power Aero 6000), los Daiwa© (serie emblem), los Grauvell© (Génesis), etc…. Bien,  estas bobinas se fabrican de un material plástico (teflón, poliacetal o similar) muy resistente tanto a golpes como a agentes externos (sal marina, etc..). A estas bobinas se las conoce como de Perfil Bajo o competición, o bobinas piratas, y suelen emplearse con Hilos Finos. Suelen Traer como medida estándar 200 metros del 0,20 (aunque mi impresión es que  hacen un poco más) + el puente de línea. Los acabados varían según el fabricante, aunque por lo general son muy parecidas y han sido mejoradas con el tiempo.

El borde esta diseñado para ofrecer el menor rozamiento posible. También disponen de una pegatina donde se puede escribir el diámetro del hilo que hemos puesto y la cantidad de metros. En esta misma pegatina hay una flecha que apunta a un pequeño agujero que tiene la bobina para que al llenarlas introduzcamos el hilo por el y el nudo quede por dentro, no interrumpiendo así la salida del hilo en los lances.

Con este tipo de bobinas se consiguen lances mucho más largos.

Es importante que cuando se adquieran se desmonten las arandelas de freno y se revisen para comprobar que entre arandelas metálicas hallan puesto una de fieltro, esto parece una tontería pero ya me he encontrado algunas con todas las arandelas metálicas, lo que provoca que se puedan quedar soldadas entre ellas por acción corrosiva inutilizando el freno, así como un mayor desgaste de las mismas, y de paso si queremos o si lo necesitan engrasamos las mismas.

A la hora de llenarlas y a fin de evitar poner relleno de otros hilos con la consiguiente molestia del nudo entre ellos podemos recurrir a rellenar con esparadrapo, sin montar vueltas del mismo sobre las otras, es decir una vuelta y cortamos, luego otra vuelta encima en sentido contrario y cortamos y así sucesivamente, luego ponemos el hilo, así evitaremos tener que poner por ejemplo 300 ó 400 metros de un 0,16. Debemos dejarlas bien llenas de hilo sin que lleguen a rebosar por el borde, ya que de lo contrario se nos formarían marañas o pelucas enseguida, teniendo en cuenta que además falta añadirles el puente de línea.

 

Un último consejo, una vez que se utilicen debemos enjuagar en agua dulce o dejarlas en remojo un par de horas para eliminar la sal y conservar mejor tanto el hilo como la bobina.

 

 Pincha aqui para visitar nuestro foro!!